14 nov. 2011

Las Biblioesquinas más encantadoras

Hoy os venimos a hablar de un fenómeno que, con suerte, pronto llegará a nuestras tierras ibéricas: Las "Biblioesquinas". A que suena bien, ¿eh? Vamos a ver de qué se trata:

PhotobucketEn el norte de Brooklyn es probable que los vecinos estén ya acostumbrados a ver, justo en una solitaria esquina, un rincón que han bautizado como "El rincón de la biblioteca". Esta casita en forma de biblioteca en miniatura, ha nacido de la mente privilegiada de Colin McMullan para la Sociedad de la Imaginación y el Desarrollo (KIDS), comenzado en el año 2007 con la instalación de esta "microbiblioteca" en el centro de New Haven. Ya se está pensando en instalarla en lugares más importantes como Nueva York y, con suerte, tal vez el fenómeno se difunda a otros países, entre ellos, nuestra querida y pequeña España.

Como toda biblioteca, las "Biblioesquinas" también tienen sus normas: cada una tiene un "bibliotecario" voluntario que supervisa la colección de libros donados, DVDs, Cds, revistas y novelas gráficas. Es con él con quien tienen que hablar los interesados para poder conseguir una tarjeta de la biblioesquina y el código de la puerta. Imaginad que ya habláis con el susodicho, en un futuro instalado a los alrededores de Madrid, y que os da el visto bueno, os hace un carnét y os deja poseer el código que abre la puerta a este miniparaíso. ¿Qué libro buscaríais entre los amontonados estantes? ¿Qué os llevaríais en primer lugar, para degustar con tranquilidad en vuestra casa?

Photobucket¿Creéis que esta idea fomentaría la lectura en zonas vecinas a vuestra localidad? ¿Veis a la gente reunida en la esquina, hablando de Mi chica fantasma o de los nuevos libros de Sarah Dessen? ¡Nosotros sí! Estoy ya pensando en hacerlo por mi barrio, ¿me ayudáis?

Fuente: Flavorwire

4 comentarios:

  1. Es una idea preciosa, aunque no robarían las manzanas del paraíso? ;o)
    Besotes esquinados.

    ResponderEliminar
  2. Creo que esta idea funcionaría en pueblos o ciudades muy pequeñas donde hubieran pocas bibliotecas pero en las grandes y medianas urbes no creo tuvieran "éxito".

    ResponderEliminar
  3. Pues a nosotros nos ha encantado el concepto, aunque sólo sea para demostrar que, en algunas ocasiones, si se quiere, se puede. Seguro que en el ambiente de estos barrios se palpa mucho más el interés por la lectura. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. A mí me parece una idea preciosa. Es verdad que, por lo menos donde yo vivo, hay una red de bibliotecas muy buena, pero a la gente si se lo pones fácil, cercano y al alcance de la mano, mejor que mejor. Y seguro que no faltan voluntarios para atenderlas... ¡yo la primera!

    ResponderEliminar

Gracias por querer dejar tu granito de arena en este pequeño rincón literario. Ya sabes que debes ser educado al expresar tus opiniones sino nos veremos en la obligación de eliminar aquellos comentarios groseros.


Maeva Young no se hace responsable de las expresiones vertidas por los usuarios