31 oct. 2012

¿Preparados para la Noche de Halloween?

Hoy vamos hacer un paréntesis entre tanta lectura -solo hoy, ¿eh?- para centrarnos en la noche más terrorífica del año. Una noche, no apta para cardíacos, en la que las brujas, los esqueletos, los zombis y seres del más allá toman las calles para deambular a sus anchas. Por ello, es importante que estemos preparados para disfrutar de la única noche en la que pasar miedo no solo está permitido, sino que es una obligación.
Flickr - ^^Ravin^^

Cada vez es más habitual disfrazarse y celebrar fiestas en la Noche de Halloween; así que si es vuestro caso, y aún no tenéis nada preparado, estáis de enhorabuena porque os lo vamos a poner muy muy fácil. Lo primero que tenéis que hacer es revisar un post de anteriores noches de brujas en el que os ofrecemos una serie de disfraces rápidos de fabricar y sobre todo económicos. Una vez elegido el disfraz, tomad nota de las ideas y consejos que os damos a continuación para preparar una fiesta de Halloween, tan memorable, que dejará una huella imborrable entre vuestros compañeros de clase:

1 - Pedid permiso a vuestros padres; parece muy obvio pero muchos de vosotros no lo hacéis y luego vienen los problemas ;) Una vez que contéis con el beneplácito de vuestros progenitores lo demás no tiene mayor complicación.

Flickr - Sarah Ackerman
 2 - El mobiliario más terrorífico lo podéis conseguir colocando con unas simples sábanas blancas sobre las sillas y las mesas: Si queréis hacerlas más terroríficas bastará con recortar unos redondeles de tela negra y coserlos en las sábanas como si fueran ojos.

3- Antes de llenar toda la casa de salsa de tomate a modo de sangre, pensad que podéis utilizar otros materiales como pintauñas de color rojo o sangre artificial que siempre resultará más sencilla de retirar y tiene menos peligro de derramarse.

4 - Para recibir a los invitados nada mejor que colocar un cuenco en la entrada repleto de gominolas de aspecto "desagradable" como sesos, dedos, serpientes... iuuuuuuhhh

5 - Si sois mañosos siempre podéis optar por la tradicional calabaza de Halloween, pero ahí vais a necesitar la ayuda de vuestros padres ya que tendréis que utilizar un cuchillo; el resto es muy sencillo. Tenéis que quitar la parte superior de la calabaza y el relleno; después dibujar una sonrisa terrorífica y unos ojos; posteriormente  hay que hacer los agujeros en los lugares señalados y por último, introducir una vela en el fondo de la calabaza. En este punto, lo mejor es utilizar las velita planas y pequeñas -seguro que tenéis en casa algunas de las que vienen recubiertas- esas son las más indicadas.¡La seguridad es lo primero!

¿Veis qué fácil? Y una vez que tengáis toda la fiesta preparada, ya sabéis lo que toca: ¡Pasar muuuucho miedo!

0 comentarios:

Gracias por querer dejar tu granito de arena en este pequeño rincón literario. Ya sabes que debes ser educado al expresar tus opiniones sino nos veremos en la obligación de eliminar aquellos comentarios groseros.


Maeva Young no se hace responsable de las expresiones vertidas por los usuarios