4 jun. 2013

¿Eres un escritor en potencia?

1 - Has leído más de una vez tu libro favorito.

2 - Clasificas a tus amigos por la clase de libros que leen.

3 - Lengua y literatura son tus asignaturas preferidas.

4 - Eres de esos que jamás diría "ola k ase" y hasta en el whatsapp escribes sin faltas.

5 - Cuando eras pequeño en los cumpleaños de tus familiares en vez de dibujos regalabas cuentos.

6 - De la combinación aleatoria de palabras como "puente, vestido y pareja" lo primero que se te viene a la mente es una historia.

7 - Piensas que el verso es una forma de expresión de lo más viva.

8 - Cada vez que te enamoras escribes una media de entre 3 y 15 poemas al ser amado.

9 - Has utilizado palabras como "Kafkiano", "primigenio" u "obsoleto" en más de una ocasión.

10 - Consideras que hay una evolución considerable en el estilo de J.K. Rowling  del primer al último volumen de Harry Potter.

¡Cuidado! Porque si has respondido de forma afirmativa al menos a 7 de estos puntos eres un escritor en potencia. Sí sí, has oído bien, un escritor en potencia y lo sentimos pero ya no tienes escapatoria.

Bien, ahora que ya sabes que dentro de ti hay todo un escritor el siguiente paso es asumirlo. Sabemos que puede que estés pensando... - Pero si yo quería ser médico como el Dr. Watson, o diseñadora de moda como Nonie o qué se yo... detective como el inspector Poirot... Lo sentimos pero este pensamiento vuelve a reafirmar lo que ya sabíamos: eres todo un escritor en potencia.

¡Escribe, escribe y escribe!

Y,  ¿qué haces una vez que lo has asumido? Pues... ¡escribir, escribir, escribir y leer, leer, leer! Porque esa la única manera de aprender a escribir: leyendo y escribiendo. Así que te recomendamos que te preguntes cuál es tu historia, qué tienes que contar al mundo y que comiences a escribir aquellas cosas que te suceden en tu día a día. Puedes utilizar un diario que además de ayudarte a poner en orden tus pensamientos te servirá como práctica. 

Si lo tuyo no son los diarios, no importa escribe historias cortas; hay muchos talleres de escritura a los que te puedes apuntar y mucha información que puedes sacar de internet. Lo importante es que no te des por vencido y que lo intentes. Eso no significa que no puedas ser médico, periodista o abogado; para escribir es muy importante estar bien formado. Michelle Hodkin es abogada y Camilla Läckberg economista, algo que les ha servido mucho a la hora de inspirarse y evolucionar en su profesión como escritoras.

Empieza por los concursos de literatura

Algo que puedes hacer para ayudarte a escribir es ponerte un objetivo, como por ejemplo, presentarte a un concurso literario. -Pero cómo me voy a presentar si no yo nunca he escrito nada serio - estarás pensando. Pues por eso mismo para que aprendas y te enfrentes a retos, ya verás cómo disfrutas tanto que luego no puedes dejarlo. En guiadeconcursos.com encontrarás un listado con todos los concursos de literatura para jóvenes.

Lo que te queremos decir con esto es que los sueños hay que perseguirlos; no hay que desestimarlos porque  los demás no los compartan o comprendan. La insistencia, la pasión que pongas a la vida para luchar por lo que quieres es lo que te define como persona. Así; ya quieras ser escritor, publicista o actor trata de conseguirlo, cree en tus posibilidades e inténtalo, porque puede que el camino no sea fácil pero sin duda será gratificante.

3 comentarios:

  1. Pues sí!! Son muy buenos consejos :DD
    Y gracias por la página web de la guia de concursos literarios, no la conocía :P

    ResponderEliminar
  2. Oooh no tengo remedio soy escritora en potencia. Esperemos que algún día se quede solo en escritora ;)

    ResponderEliminar

Gracias por querer dejar tu granito de arena en este pequeño rincón literario. Ya sabes que debes ser educado al expresar tus opiniones sino nos veremos en la obligación de eliminar aquellos comentarios groseros.


Maeva Young no se hace responsable de las expresiones vertidas por los usuarios