3 nov. 2015

Recomendaciones para niños caprichosos

Desde que leímos La Princesa y los regalos de Caryl Hart y Sarah Warburton no hemos dejado de pensar lo horribles que son los niños y niñas muy caprichosos. Desde la escuela infantil Nariz Roja, han querido sacar una serie de recomendaciones para empezar a educar a los más peques y conseguir que no sean como Perla, nuestra protagonista más caprichosa. ¡Atentos!



«El remedio está en la prevención», esta es una frase que leí hace tiempo y en la que creo firmemente. Yo la he puesto en práctica tanto en el terreno personal como profesional y funciona.

Debemos educar a nuestros hijos desde que nacen dando un buen ejemplo y siendo constantes y coherentes con lo que decimos y con lo que hacemos. Somos los espejos de nuestros hij@s.

Si no queremos niños caprichosos ni consentidos, hay que ayudarles a que sean egocentristas, a desarrollar en ellos la empatía y a que su tolerancia a la frustración sea cada vez mayor.

Y cómo se hace esto…. aquí os dejo unos consejos que creo que pueden ser de utilidad.

1.     Temporalidad. Es necesario enseñarles que no todo se puede hacer cuando lo piden.
2.     Cumplimiento de objetivos. Tienen que luchar por conseguir las metas y cumplir los objetivos marcados. Con luchar me refiero a que no se lo demos todo hecho y que no sea un camino demasiado fácil porque si no se desmotivarán. Se emocionarán cuando lo consigan.
3.     Límites y normas. Pon límites y normas claros y precisos con cariño. ¡¡Los niñ@s los necesitan y te lo agradecerán!!
4.     Premios. Premia y refuerza las conductas positivas, haciéndoles ver lo bien que hace las cosas. Es preferible siempre premiar y alagar mucho más que castigar.
5.     Pequeños sobornos. A veces, les acostumbramos a los pequeños sobornos tipo «Si te portas bien, te compro un helado». Los comportamientos correctos los tienen que hacer sin tener siempre una recompensa porque si no se acostumbran a ella.
6.     Progenitores. Los dos progenitores deberían de estar de acuerdo a la hora de poner normas y límites.
7.     Extinción. Cuando queramos eliminar una conducta, suele funcionar la extinción, ignorarla y así desaparecerá poco a poco.
8.     El no justificado. Siempre que podamos, cuando digamos un no que sea justificado, no porque estemos cansados, con sueño o por comportamientos anteriores…

Estas son algunas recomendaciones para llevar a cabo desde edades muy tempranas, ahora a ponerlas en práctica.

Ana Victoria Gómez

Directora y fundadora del Centro Infantil Nariz Roja

Si te ha gustado este texto, no dudes en seguir a la escuela en Facebook y Twitter.

Además si vosotros también tenéis alguna recomendación para terminar con los niños consentidos mencionarnos en Twitter o Facebook con el hastag #consejocaprichosomaeva

¡Felices lecturas! 

0 comentarios:

Gracias por querer dejar tu granito de arena en este pequeño rincón literario. Ya sabes que debes ser educado al expresar tus opiniones sino nos veremos en la obligación de eliminar aquellos comentarios groseros.


Maeva Young no se hace responsable de las expresiones vertidas por los usuarios