30 ene. 2017

Novelas juveniles con premio

Nuestra escritora Sarah Dessen ha sido galardonada con el premio Margaret A. Edwards por sus novelas juveniles. La autora Sarah Dessen lo ha anunciado en su página de Facebook con un mensaje dirigido a sus lectores:

"Gracias a todos por vuestras felicitaciones por el premio Edwards. No soy una persona que gane premios así que esto es nuevo para mí. ¡Muy agradecida a mis lectores! Sois los mejores."




El premio Margaret A. Edwards se otorga anualmente a un autor, así como a una parte específica de su obra, por su contribución significativa y duradera a la litertura juvenil. El premio es administrado por YALSA (Young Adult Library Services Association) y patrocinado por la revista School Library Journal.


Las novelas young-adult de Sarah Dessen


Una canción para ti

La regla de oro de Remy es no enamorarse bajo ninguna circunstancia. Esta brillante adolescente teme involucrarse emocionalmente, y siempre opta por cortar sus relaciones antes de que se vuelvan demasiado serias y le puedan hacer daño. Pero cuando Remy conoce al atractivo Dexter, le cuesta ser fiel a su propia norma. Para colmo Dexter representa todo lo que ella odia; incluso es músico como su padre, a quien nunca conoció y que sólo le dejó como recuerdo una canción.

Just Listen

Annabel Green es la chica que lo tiene todo. Al menos ese es el papel que interpretaba en el anuncio de unos grandes almacenes. Pero en este nuevo curso, es la chica que no tiene nada: ni mejor amiga,  ni paz en casa, ni nadie con quien sentarse a comer en el colegio. Hasta que conoce a Owen Armstrong: intenso, obsesionado con la música y decidido a decir siempre la verdad, sin importarle las consecuencias. Con la ayuda de Owen, quizá Annabel encuentre el valor de afrontar lo que de verdad ocurrió la noche en que Sophie y ella dejaron de ser amigas. 



Atrapa la luna

Mientras su madre, la reina del aeróbic Kiki Sparks, pasa el verano de gira por Europa, a Colie, de quince años, le toca quedarse con su tía Mira en un aburrido pueblecito de Carolina del Norte. Está convencida de que va a ser el peor verano de su vida, pero pronto se da cuenta de lo equivocada que está. Gracias al destino o la casualidad, Colie consigue un trabajo de camarera donde hará los primeros amigos de su vid: Morgan, Isabel y Norman. Entre los tres conseguirán que al final del verano Colie se quiera y se vea así misma de otra manera.





Te vas sin decir adiós

Desde el amargo divorcio de sus padres, Mclean y su padre se han mudado varias veces; han vivido en cuatro ciudades durante los últimos dos años. Alejada de su madre y de su nueva familia, Mclean ha seguido a su padre dejando el infeliz pasado atrás. Y cada nuevo lugar le da la oportunidad de adoptar una nueva personalidad: pasa de ser animadora a una diva del teatro, hasta que, ahora, por primera vez, descubre el deseo de permanecer en un lugar y simplemente ser ella misma. Tal vez Dave, su vecino, le puede ayudar.






Te daré las estrellas y mucho más

Luke y Emaline salen juntos desde el primer año de instituto en el pequeño pueblo costero de Colby. Emaline es consciente de la suerte que tiene: Luke es guapo, amable y divertido. A falta de dos meses para empezar la universidad, Emaline de reprente se pregunta si «lo perfecto» es suficiente. Cuando aparece en escena Theo, el joven y ambicioso neoyorquino, sus dudas se acrecentan. Emaline también quiere las estrellas y mucho más, pero ¿cómo puede encontrar el equilibrio entre lo que tiene y lo que desea?





Dime, ¿qué significa para siempre?

El verano antes del último curso de instituto, Macy lo tenía todo cuidadosamente planeado. Pero sus planes no incluían que la dejara su novio. Ni trabajar en el catering Deseo. Ni tampoco, desde luego, incluían a Wes. Pronto Macy descubrirá que las cosas que menos esperas,son las cosas que más necesitas.

0 comentarios:

Gracias por querer dejar tu granito de arena en este pequeño rincón literario. Ya sabes que debes ser educado al expresar tus opiniones sino nos veremos en la obligación de eliminar aquellos comentarios groseros.


Maeva Young no se hace responsable de las expresiones vertidas por los usuarios