8 jun. 2017

Celebra con nosotros el Día Mundial de los Océanos

¡Hola lectores! En esta semana acumulamos días mundiales dedicados a nuestro planeta. El pasado lunes celebrábamos el Día Mundial del Medio Ambiente con nuestras Abejas, tan importantes para este. Hoy, 8 de junio, es el día elegido por las Naciones Unidas para celebrar el Día Mundial de los Océanos.



¿Por qué celebramos el Día Mundial de los Océanos? La ONU nos da algunas razones de peso:

  • Para recordar a todo el mundo el gran papel que los océanos juegan en nuestras vidas.
Los océanos Atlántico, Pacífico, Índico, Ártico y Antártico son los responsables de regular el clima y el tiempo, además de proporcionar oxígeno y alimentos, así como otros efectos beneficiosos para el medio ambiente y para la sociedad y la economía en general. Los océanos, junto con los bosques, actúan como pulmones del planeta, gracias a un conjunto de organismos marinos minúsculos llamados fitoplancton producen la mitad del oxígeno de la atmósfera mediante la fotosíntesis.
Los océanos cubren más de 70% de la superficie del globo y contienen el 96% de todo el agua de la Tierra. El resto es agua dulce que se encuentra en forma de ríos, lagos y hielo.


  • Para informar a la opinión pública de las consecuencias que la actividad humana tiene para los océanos. Para poner en marcha un movimiento mundial ciudadano a favor de los océanos. Para movilizar y unir a la población mundial entorno al objetivo de la gestión sostenible de los océanos.
El océano absorbe anualmente cerca del 25% del CO2 que se agrega a la atmósfera debido a la actividad humana, reduciendo así el impacto de este gas con efecto de invernadero en el clima.

  • Para celebrar juntos la belleza, la riqueza y el potencial de los océanos.
Entre un 50 y un 80% de la vida en la Tierra se encuentra bajo la superficie del océano, que constituye 90% del espacio habitable del planeta. Menos de 10% de este espacio ha sido explorado hasta ahora por el Hombre.

Un claro ejemplo de la esta belleza y riqueza que contienen los océanos son los arrecifes de coral, como el que podemos ver en está ilustración incluida en la segunda mitad de Debajo de la tierra, debajo del agua, de los geniales Aleksandra Mizielińska y Daniel Mizieliński. Aunque los arrecifes de coral ocupan una parte mínima de la superficie total de los océanos, son el hábitat de hasta el 25% de especies marinas.

Ilustración de un arrecife coralino (págs. 8-9)


Los arrecifes de coral se encuentran a tan solo 50 metros de profundidad, e incluso menos, por lo que los buceadores, expertos o aficionados, pueden contemplar de cerca todas las formas de vida que habitan en ellos, con sus colores brillantes y sus preciosas formas. En el fondo del mar, las formas de vida son muy distintas y, desde luego, mucho menos atractivas. A miles de metros de profundidad, donde la oscuridad es prácticamente total, el agua está muy fría y apenas hay oxígeno, habitan las criaturas abisales. Dadas las difíciles condiciones de su entorno, algunos son capaces de producir luz por sí mismos —como el rape abisal (4500 m) o el pez pelícano (3050 m)— o parecen versiones deformadas de sus hermanos de superficie — como el calamar vampiro (3000 m), el pez borrón (2000 m) o el pez con colmillos largos (5000 m).

Resultado de imagen de anglerfish
Imagen 3D de un rape abisal

Y a medio camino entre unos y otros se esconden los gigantes marinos, como la ballena azul — el animal más grande que jamás haya existido, pudiendo alcanzar los 30 metros de longitud y 190 toneladas de pesoy el calamar colosal —el invertebrado más grande del mundo, que habita a más de 1000 metros de profundidad en el océano Antártico y jamás ha sido visto vivo.


Otra de las curiosidades del océanos son los agujeros azules, enormes manchas oscuras en la superficie del océano bajo los cuales se haya una profunda sima. Los agujeros azules pueden tener cientos de metros de diámetro y más de 1000 metro de profundidad.

Detalle sobre los agujeros azules (pág. 10-11)

Sin embargo, estas simas son mínimas si las comparamos con la Fosa de las Marianas, el lugar más profundo de la Tierra conocido hasta ahora. Se encuentra en el océano Pacífico y tiene más de 2.500 kilómetros de longitud y casi 11.000 metros de profundidad. La profundidad de la fosa fue medida por primera vez en el año 2012 por tres aventureros (uno de ellos, el director de cine James Cameron) por el submarino Deepsea Challenger, que alcanzó los 10.898 metros y permaneció en el fondo durante 3 horas.

Ilustración de la Fosa de las Marianas (págs. 42-43)

Si quieres descubrir muchas más curiosidades sobre los océanos, como las características de los submarinos, las peculiaridades de la fauna marina y las expediciones que se llevan a cabo debajo del agua,

¡no te pierdas Debajo de la tierra, debajo del agua,
de Aleksandra Mizielińska y Daniel Mizieliński! 

0 comentarios:

Gracias por querer dejar tu granito de arena en este pequeño rincón literario. Ya sabes que debes ser educado al expresar tus opiniones sino nos veremos en la obligación de eliminar aquellos comentarios groseros.


Maeva Young no se hace responsable de las expresiones vertidas por los usuarios