La última frontera

¡Hola lectores! ¿Cómo estáis pasando las fiestas? Esperamos que Papá Noel se haya portado bien este año y os haya traído todos los libros de vuestra carta ;) Nosotros estamos viendo (sobre todo por Instagram) que os está gustando mucho nuestro MAEVAyoung 5 estrellas de este año, El olor de las casas de los demás, de Bonnie-Sue Hitchcock.



Hoy en MAEVAyoung y para terminar el año con una deliciosa lectura entre manos, os vamos a dar las claves para entender El olor de las casas de los demás.

Alaska, la última frontera
v El 49º Estado
Alaska se convirtió en un territorio militar dependiente de los Estados Unidos en 1867, cuando el gobierno se lo compró al Imperio ruso. Alaska perseguía la categoría de estado desde la década de 1920, y no fue hasta 1959 cuando, tras la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría, el gobierno federal de los Estados Unidos le concedió la categoría de estado. Sin embargo, esta decisión y su validez han contado con muchos detractores. Destaca el AIP (Partido por la Independencia de Alaska) de Joe Vogler, que desde 1973 persigue la Independencia de Alaska de Estados Unidos. En El olor de las casas de los demás, el padre de Ruth es un fiel detractor de que Alaska se convierta en el 49º estado.


 Fairbanks, 1970 (Fotos: Pat Hathaway)


v Fairbanks

La novela se sitúa en Fairbanks, una ciudad muy cercana al Círculo Polar Ártico (en el mismo paralelo que la ciudad sueca de Skellefteå y la finlandesa Oulu). A parte de estas ciudades, esta latitud es muy poco poblada debido a su frío clima. La zona interior de Alaska (donde se ubica Fairbanks) tiene uno de los climas más extremos y variables del mundo, con rápidos altibajos, cambios extremos de temperatura, tormentas con granizo, relámpagos y nieve en verano. Se producen auroras boreales 200 días al año y su temperatura media anual es de entre 3 y -8 ºC.


Fairbanks es la segunda ciudad del estado de Alaska, por detrás de Anchorage (la capital). La población de Fairbanks era de 14.711 habitantes en 1970, y durante esa década se incrementó en casi el doble (hasta 22.645 habitantes en 1980). La mayoría de los habitantes de la ciudad en la actualidad son de raza blanca (66%), seguidos de los pueblos  nativos de Alaska (10%) y afroamericanos (9%). La principal actividad económica de Alaska es ─además de la exportación de petróleo y gas natural─  la pesca, actividad muy presente en El olor de las casas de los demás, donde también  vemos reflejada la mezcla racial entre blancos y nativos alasqueños y las diferencias sociales y prejuicios entre ellos.


v Agosto de 1967, una ciudad inundada

Justo 100 años después de la compra de Alaska al Imperio ruso por parte de Estados Unidos, la ciudad de Fairbanks vivió la mayor tragedia de su historia. Durante el mes de julio de 1967, Fairbanks registró el doble de lluvias de lo habitual, y entre el 11 y el 13 de agosto registró las lluvias más fuertes de su historia. Como consecuencia, el 14 de agosto de 1967 el río Chena se desbordó, y dada la falta de equipamiento hidrológico en la ciudad, la población no fue consciente de la subida del nivel del río hasta que fue demasiado tarde. Durante más de una semana, Fairbanks permaneció inundada. La inundación forzó a miles de habitantes a abandonar sus hogares destrozados y ser evacuados a la universidad, situada en una zona alta de la ciudad, y causó más de 180 millones de dólares de daños en hogares y comercios. El desbordamiento del río Chena en 1967 se cuenta desde la perspectiva de Ruth en las primeras páginas del libro como un momento decisivo en su vida.




Si aún no habéis descubierto El olor de las casas de los demás, ya conocéis un poco más la historia real del lugar en el que sucede para entenderlo todo mucho mejor. Que lo disfrutéis.

Feliz lectura

Comentarios